lunes, 14 de julio de 2014

La Vuelta Al Mundo en 80 Días | Julio Verne

'La Vuelta al Mundo en 80 Días' no muestra una historia de aventura, cultura y un poco de romance, ambientada en la Inglaterra del sigo XXIX. El enigmático caballero inglés, Phileas Fogg se emprende en un viaje casi imposible para esos tiempos junto a su carismático compañero/criado francés Passepartout a través de todos los medios de transporte para darle la vuelta al mundo en 80 días o menos, con el objetivo de ganar una apuesta hecha por Phileas y sus compañeros jugadores de whist del Reform-Club.

Mi opinión:


No soy una seguidora de los libros antiguos, pero definitivamente este queda en uno de mis clásicos favoritos. Nunca me animo tanto a leer clásicos, pero con este me dan ganas de más.

Phileas Fogg va a ser un personaje inolvidable para mi. Este misterioso y frío caballero me atrajo desde el momento que empece a leer con su peculiar rutina y sus respuestas a lo que pasa. Podrán estar en una crisis durante el viaje; su barco esta a punto de hundirse o pueden llegar a perder la apuesta, pero el Sr. Fogg no se inmuta ni un poco.

Passepartout me hizo reír con sus hilarantes diálogos y su inocencia y lealtad hacia su amo. Mientras el estaba en desespero por cada obstáculo y el Sr Fogg estaba pasible como una roca, el tomaba su humor como una ayuda para saber que todo iba a estar bien.

Otros personajes secundarios como el Agente Fix y la joven Aouida fueron un elemento crucial para la trama (no diré por qué, no haré spoilers) y con cada cosa que pasaba con ellos me intrigaba al pasar las páginas.

La manera del autor de describir los lugares a los que viajaban me hizo viajar al tiempo para admirar la selva de la India, las calles de Singapur y los largos períodos de tiempo navegando con tormentas y olas que golpeaban con fuerza al barco. Además de las calles adoquinadas de Londres, los trenes de vapor Americanos y las culturas antiguas. Casi te puedes sentir como un acompañante de el Sr Fogg.

Debo admitir que hubo momentos en donde quería que se acabará (tal vez por el hecho que estuve leyendo mientras asistía al instituto y estaba ocupada con tantos deberes), pero también hubo MUCHOS momentos en donde me comía las uñas de la angustia. Es decir, escriben los kilómetros recorridos y cada mínimo detalle. Eso se hace algo tedioso. Pero valió la pena.

No te dejes llevar por pequeñas cosas como es, ¡Esta muy recomendado el libro!

Saludos, M. G. García.

1 comentario: